Publicado en Evaluación

Ejemplo de #alineación curricular para un sistema de #evaluación y #calificación

En este enlace puedes acceder a una propuesta de alineación curricular. Se trata de una panorámica sobre el sistema de evaluación y calificación llevado a cabo (de manera real y validada) en un Módulo del Ciclo Superior de Animación Sociocultural y Turística (Módulo de Actividades de ocio y tiempo libre). Hay que pensar que este recurso se debe plantear y consensuar con el alumnado a principio de curso (evaluación democrática y transparente).

Publicado en Evaluación

¿Evaluación (y calificación) objetiva o evaluación (y calificación) justa? Ser o no ser, he aquí la cuestión #evaluacion #edufis

Me gusta poner este ejemplo a mi alumnado cuando hablo sobre objetividad y justicia en educación. Supongamos que tenemos dos alumnos. Uno de ellos, Juanito, no viene nunca a clase y, cuando viene, no es muy participativo. Antes al contrario, tiene una actitud más bien pasiva y poco colaboradora. Eso sí, la diosa fortuna le ha dotado de una prodigiosa memoria y, con un poco de esfuerzo, el día antes del examen empolla los contenidos tratados en la asignatura y, dado que en nuestros criterios de calificación tenemos que el valor ponderado de dicho examen es del 80% y la participación de un 20%, pues tiene como calificación final un 7,5. Para más INRI, nuestro examen se basa en realizar preguntas que no exigen más que procesos cognitivos de orden inferior. Solicitamos, básicamente, que el alumnado nos devuelva lo que le hemos soltado semanas antes de manera unidireccional (lo que Paulo Freire denomina educación bancaria). Pepita, que es una alumna maravillosa, viene siempre a clase y, además, es muy participativa. Se nota que le gusta lo que estudia, hace buenas preguntas, se preocupa por recuperar el temario cuando no viene clase y, siempre que puede, amplía información. Sin embargo, el día del examen, “no tiene su día”. Ha tenido fiebre, no ha podido estudiar mucho y, además, la memoria no es lo suyo. Su media final entre el examen y la participación es 7,5. Igual que Pepito.

Objetivamente, los dos tienen la misma calificación y han sido evaluados de la misma manera pero, ¿es justo? Cuando pensamos en la evaluación (y la calificación) solemos obsesionarnos más en afinarlo como un proceso técnico y objetivo, que en un proceso ético y justo. La tradición academicista, enciclopédica, basada en el positivismo y en la racionalidad técnica nos pesa como una loza encima que difícilmente podemos quitarnos. Y, por si fuera poco, la larga sombra de las reclamaciones y las posibles repercusiones desde la inspección educativa amenazan como si el profesorado fuera culpable de homicidio en primer grado. Pero, respecto a la evaluación y la calificación, antes que pensar en cuestiones técnicas, debemos pensar en razones éticas, de equidad y de justicia.

Por esta misma razón, es imprescindible que pongamos en juego procedimientos formativos que impliquen al nuestro alumnado en los procesos de evaluación y calificación. En primer lugar, tiene que haber transparencia. Los criterios de evaluación deben ser conocidos por el alumnado desde el inicio de curso. Además, se tiene que desarrollar un currículo dialogado. Es ineluctable que el alumnado participe en el codiseño de los criterios de calificación. Debatir en clase sobre cuáles pueden ser las actividades de evaluación y cuál debe ser su ponderación respecto a la calificación final, se nos antoja como una estrategia pedagógica de valor incalculable. Durante todo el proceso educativo, se tienen que desarrollar procesos de heteroevaluación, coevaluación y autoevaluación (este orden no implica grados de importancia). Y, por último, una estrategia que mejora la justicia en la evaluación (y la calificación) es la calificación triangulada. Se trata de una técnica en la que se comparan la calificación del profesorado con la autocalificación, y se debate en público con el resto de compañeros y compañeras acerca de la justicia de dichas calificaciones.

Si ponemos en juego estas estrategias, habremos recorrido un amplio camino en pro de una evaluación más ética, justa y de mayor compromiso social con la equidad.

Publicado en Evaluación, Inicio

¿Sabes cómo hacer, evaluar y calificar un #portafolio? Aquí te dejo un ejemplo #edufis #evaluacionformativa

Este es un documento para entregar al alumnado a principio de curso con el objetivo de que aprendan a elaborar esta estupenda herramienta para el aprendizaje.

Portafolio.

Esta es la rúbrica para evaluarlo y calificarlo.

Publicado en Evaluación, Inicio

¿Sabes lo que es un sistema de #evaluación y #calificación? Aquí tienes un ejemplo real dirigido a FP

Es muy importante que este sistema sea negociado y consensuado con el alumnado desde el principio de curso. La transparencia es fundamental para que la evaluación sea justa. Como puede verse, la alineación curricular parte del resultado de aprendizaje (criterios de evaluación en otras etapas educativas). En un documento anterior se relaciona con competencias y objetivos. No se muestra en este documento por razones de espacio.

Sistema de evaluación y calificación.

Publicado en Evaluación, Inicio

¿Sabes lo que es la calificación triangulada? Aquí te lo explico #evaluacion #calificacion #edufis

Toda evaluación formativa y formadora precisa de unas características específicas que reflejen que, efectivamente, se trata de un proceso que busca la mejora de la enseñanza y el aprendizaje. Entre estas características están que sea continua, democrática, dialogada, auténtica, ética, justa y transparente (nótese que he obviado intencionadamente la palabra objetiva).

Pero, desgraciadamente, al final de este proceso hay que poner una calificación. Para que este procedimiento sea también formativo y formador, una de las estrategias que podemos utilizar es la calificación triangulada. Dicha estrategia consiste en dialogar, consensuar, contrastar y, en definitiva, triangular entre los tres agentes implicados (alumno-a, compañeros-as y profesor-a) las diferentes notas que se han ido asignando a lo largo del tiempo. En mi caso, les doy un instrumento que facilita el procedimiento y que tienen que exponer públicamente al final del trimestre o el curso. Evidentemente, estos criterios de calificación son negociados a principio de curso (tanto el porcentaje de cada criterio como el de las actividades de evaluación). El alumnado tiene que hacer una exposición oral en la que justifica su nota. Es, entonces, cuando se establece el proceso de diálogo y triangulación. Tratamos siempre de llegar a un consenso, es decir, todos ganamos. Esta calificación triangulada exige que, durante todo el proceso previo del trimestre o curso, se acompañe de muchos momentos de autoevaluación y coevaluación (sin que yo dé ninguna nota por mi parte). Por lo tanto, se hace mucho hincapié en el análisis, la síntesis y el juicio crítico (procesos clave en una estrategia evaluativa formativa y formadora). Mi experiencia personal es que la calificación es más justa y el alumnado muestra un mayor grado de satisfacción hacia la calificación. Y, por supuesto, convertimos un procedimiento artificial, administrativo y negativo en un procedimiento formativo, democrático y formador. Ánimo y adelante.

descarga.png

Publicado en Evaluación, Inicio

No confundir los medios con los fines. Artículo sociocrítico sobre educación neoliberal en @evaluaccion #evaluacion

Artículo sociocrítico sobre la educación neoliberal que me acaban de publicar en la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa. Para re-pensar nuestras prácticas…

Pincha aquí.

pexels-photo-261895.jpeg